Reconoce las señales

Ten presente que la inmensa mayoría de las personas que se suicidan han dado algún tipo de aviso. A veces puede no ser muy claro:

“Tal vez yo no voy a estar para ese día” / “A mí nadie me echaría de menos si no estuviera” / “Esta vida no tiene sentido”

y otras veces puede ser obvio:

“Me voy a matar” / “Ya no puedo seguir viviendo” / “No aguanto más este dolor”

En todos estos casos hay que actuar de inmediato.

SI TÚ O ALGUIEN QUE CONOCES

1. Se siente desesperanzado: “Nunca va a mejorar nada”.
2. Ha perdido el interés por el futuro: “Igual ya luego no va a importar”.
3. Siente que no vale nada y que es un estorbo: “No merezco vivir, soy un fracaso”.
4. Se despide de personas importantes: “Eres el mejor amigo que he tenido. Te voy a echar de menos”.
5. Habla de pensamientos de muerte: “La vida es tan difícil. Tengo ganas de terminar con todo”.
6. Planifica su muerte, comunicándolo en las redes sociales, escribiendo un testamento o una carta de despedida.
7. Regala sus posesiones más valiosas.
8. Ha tenido una pérdida reciente e importante.
9. Consume drogas o alcohol con mayor frecuencia que antes.
10. Se comporta de manera diferente (Llora o se irrita sin motivo, por ejemplo).
11. Se aísla de su familia y amigos.
12. Corre riesgos que ponen en peligro su integridad física.
13. Pierde el interés en actividades que antes le gustaban mucho.
14. Come o duerme más o menos de lo habitual.

Probablemente esté deprimido y, si muestra una o más de las señales 1 a 7, corre alto riesgo de suicidio.

Es imprescindible entonces que pidas ayuda en el servicio médico de urgencia más cercano. Una vez superado el peligro inminente, escríbenos a [email protected]